miércoles, 23 de enero de 2008

Tocar Fondo


Hasta ese momento, nadie lo había mencionado. Nadie le había preguntado. Quizás por pura coincidencia, quizás no. Lo extraño de la situación era porque había sido después de tanto tiempo.
Se sintió sola. Sola y su alma... llena de preguntas sin respuestas, o mejor aún, preguntas que se abrían en un abanico de respuestas. De esas que sin dudas te complican.
Fue así como Amanda decidió tomar una decisión al respecto. Las cosas no podían seguir así, al menos no a esta altura.
Pasaban los días y Amanda buscaba la forma de decirlo... largarlo... escupirlo, pero no encontraba el modo. No Había caso.
Recorrió la plaza como cada tarde, esta vez, tratando de despejarse, había algo en el ambiente que no la dejaba respirar en paz... Regresó a la casa, abrumada, confusa.Puso el agua, se sentó y esperó que el reloj marcara las doce.... buscó una excusa para no pensar, con énfasis, así como quién busca en un tarro la galletita más rica cuando solo quedan las más feas... pero, cero posibilidades. Había tocado fondo.

4 comentarios:

Horacio dijo...

a mí me gustan las galletitas cuando se humedecen y se ponen blanditas

delfox dijo...

"De nuestros miedos nacen nuestros corajes, y en nuestras dudas viven nuestras certezas. Los sueños anuncian otra realidad posible y los delirios otra razón. En los extravíos nos esperan los hallazgos... porque es preciso perderse para volver a encontrarse"

muchas veces busque el fondo, lo que mas cuesta es llegar jaja.

Muy bueno el blog, un Saludo!!

Joa

Rossana dijo...

Buen engaño al lector. Me gustó. Te espero por el cristal con que se mira, si además de escribir, te gusta leer. Saludos

sebastian lazarte dijo...

Tal vez es necesario llegar al fondo para asi, ver otros caminos ke a simple vista no los vemos y parten de alli abajo... sino me crees mira bien tu foto. besos