lunes, 21 de enero de 2008

Into the Bed


Tan cómoda, tan suave y reconfortante. Es única... El sinfin de sensaciones de la más variada índole que puede darte es imponente. Me supera. Lo pienso y me supera.
Es Un invento yo diría completo. No satisface una mera necesidad somnífera, sino más bien eso y el poder calmar o contener el efecto producido por el requecho de sentimientos que nos acechan día a día.
Es una gran compañera en momentos de soledad y creo yo que es quién conoce "nuestras cosas más nuestras". Nuestras experiencias, que malas o buenas, son eso... experiencias... que hacen de cada uno un YO.
Allí se permite todo y nada... se Sufre por dolor, se llora de angustia, se Ríe de alegría y se Ama... definitivamente en la cama se vive más que en cualquier momento de toda nuestra vida.
Es para mi el mejor lugar para un encuentro, casual, eterno....brutal encuentro con UNO mismo. La mía está envuelta de sueños que la atraviesan... un aura repleta de pasión, locura y sobre todo realidad... ¿y la tuya?

10 comentarios:

Donato dijo...

¿Mi cama?
Si me quedé dormido mirando películas de miedo bajo ella hay fanstasmas y monstruos. Y las sábanas -escoltadas deliciosamente por una frazada si estoy en invierno- son mi única protección contra ellos.
Si me quedé dormido mirando películas de amor está impregnada con el perfume de una mujer inexistente, que me atrae por su cercanía con mi alma y me tortura por su distancia con mi cuerpo.
Si me quedé dormido leyendo está arropada con el aroma propio de los libros, ese perfumito rústico a madera, a humedad y a noche.
Si me quedé dormido al lado de una mujer, mi cama está impregnada de mimos, de besos, caricias y miradas.
Si me quedé dormido pensando qué podría ser algo que no es, mi cama está atravesada por posibilidades, por esperanzas y angustias que se encuentran en la mitad de la noche.
Si me quedé dormido sin leer, ni mirar películas, ni acompañado por una mujer, ni pensando qué podría ser algo que no es, mi cama es una cama. Rara vez es una cama.

Olga Karina dijo...

Estimada Cecilia, has escrito un muy lindo artículo. Lleno de sentimientos, sinceridad, sensibilidad, pero por sobre todo PASIÓN, como todo lo que hacés.
La cama es ese lugar donde plasmamos nuestras frustraciones y fracasos, nuestros miedos, y nuestro más lindas imaginaciones y recuerdos. Donde al fin del día hacemos el balance y donde planeamos alguna meta para el día siguiente.
Desde ya que conoce "nuestras cosas más nuestras", esas cosas que muy difícilmente pueda llegar a conocer otra persona.
Bien, me despido. Espero verte pronto. Besos...

Cecilia Fernandez dijo...

Wilfredo: Sabés qwue sos mi escritor favorito! Lo sabés y creo que te aprovechás de eso!... nos estamos leyendo. Un beso

Olga karinaaa... estaba esperando tu prometida firma..."Lo dejo a tu critero"=P jaja seguimos por el emesene un beso

Leslie C. dijo...

Totalmente de acuerdo. La mía creo que centra más tristeza y recuerdos tristes. Una sola relación carnal y estragos en los sueños.
Te dejo besito.
Muy buena la descripción!

Anónimo dijo...

¡Hola Ceci!
Entré un par de veces a a este rincóncito dónde expresas tantas cosas lindas y me quedo leyendo entretenida largos ratos con tus relatos.
Muy interesante y real lo que decís sobre "la cama", lo dijiste todo vos, no puedo agregar nada.

Espero que pases por mi "rincón"...

Algodetanto.blogspot.com

Saludos

Helen (me olvidé de presentarme)

Lucía Girón dijo...

Mi cama es mi fiel amiga =), ESTA EN TODAS (así, en mayúscula y todo).
Y ni hablemos de la almohada, pfff.. cada charla se tuvo que bancar! Evacua todas mis consultas y no le importa si la mojo, 0 rencor.

Te espero en mi blog!
Felicitaciones por el tuyo y más éxitos!!

El MeLLi dijo...

Creo que mi cama no es mas que un lugar para dormir.

Antes solia pasar largo rato antes de dormir pensando en un sin fin de cosas. Ultimamente sin embargo caigo a la cama con tanto sueño que me duermo al instante.

Lolo Pillud dijo...

Mi cama guarda, un poco de todo...y muchos sueños...
Creo que te conte q sueño todas las noches, y que nunca puedo dormir bien...
Y creo que anoche dormi bien...sin sueños...pero con ese dolor que tanto conozco a esta altura...

Ana Ortiz dijo...

Debajo de mi cama hay un mundo oculto, lleno de mostruos imaginarios y miedos como en Monster inn, sobre la cama habitan los sueños y las pesadillas.
Un mundo mágico la rodea, lleno de hadas y unicornios y Peques q viven en mis repisas.
El espacio vacio de la cama de 2 plazas es ocupado por mi perrita Pampita, una hermosa mestiza ovejera, pero solo le ahce ela guante a mi novio, pront mi cama solitaria sera la de un matrimonio y allí solo habra pasión, sueños y proyectos.

Rossana dijo...

Qué lindo artículo y qué buenos comentarios. No creo estar a la altura...de la cama, digo, porque está muy alta, flota pegada al cielo...la muy mentirosa me lleva casi hasta ahí y cuando estiro la mano, aterriza de un golpe. Solo cuando hago el amor con el hombre que amo, la cama se eleva hasta poder agarrar un copo de nube. Te espero por el cristal con que se mira, a ver si podemos continuar esta comunicación. Un saludo