domingo, 30 de noviembre de 2008

Feelings


Soy el producto de tu indiferencia
Soy la cal de tus paredes roídas de humedad
Soy el montón de nada que te llena de incredulidad
Y así seguimos una vez más tirados al azar
Como si fuera un destino ficticio que construímos sin querer
Como si fuera la tarde que teme anochecer
Y así seguimos una vez más derramados en el mar
Dando lugar a esa nada que te aplasta la moral
Que nos empuja a renunciar
Que me impide reclamar mi lugar
Soy el producto en realidad de mi propia negligencia que deviene en equidad...

6 comentarios:

Lolo Pillud dijo...

Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido.
Me encanta esa frase.

Muy triste Ce. Espero que no sea realidad.
Un gran abrazo y te debo esos mates, perdón por el cuelgue!
besos!

Cecilia Fernandez dijo...

Lolo:Esa frase es genial... vale decir que no existe la casualidad sino la causalidad...Ja

Triste pero real.Que le voy a hacer!
No hay drama.ya sabés lo que pienso del cuelgue! Nos vemos cuando Franco me visite =p saludos nene. Que sigas bien=)

ro dijo...

Vamo arriba!!! ¡Qué eso de la cal y de ser producto de otro! Queréte más. Sos pared y no cal. Abrazo

Lic_jasper dijo...

concuerdo con el comentario de arriba!
no se sienta asi carajo... monton de nada??? pffffff!
dejese de embromar!

Cecilia Fernandez dijo...

Gracias Ro... es que me inspiré en el viaje de vuelta así y bueno es lo que me pasaba. Más vale que lo descargue aunque suene mal no?
beso

Lic: Gracias por la buena onda de siempre. besos=)

Horacio dijo...

bueno che, pero es una nada copada