domingo, 9 de marzo de 2008

¿Por qué...

...algo que teníamos y a lo que no le dábamos importancia cuando nos falta se vuelve indispensable? Nunca lo voy a entender por más que lo intente... Supongo que es un mecanismo típico e involuntario del hombre, (pariente del querer lo que no tengo)... pero me revienta caer en la cuenta de cuan valioso es algo luego de la pérdida, lo que lleva a uno a sentirse culpable y mal por no haber aprovechado "el momento"...

11 comentarios:

Fidelino dijo...

Esa es la cuestion, tenemos que aprender lo figo tambien por mi a disfrutar lo mucho o poco que tengamos, no correr atras de cosas que no sirven para nada...
Por eso no tengo cable total no me hace falta (mentira no me da el cuero para pagarlo jejejeje).
Besos...

susana dijo...

...nos sucede a todos, querida Ceci, es algo difícil de aprender "valorar en el momento".

Yo por las dudas, tengo una querida sobrina, regalo de la vida, y no pierdo ocasión de decirle que es una divina, y dejarle mi cariño y mi corazón para cuando lo necesite!

Besos!

Pau - NSYSV dijo...

Es que así somos, funcionamos así... no hay muchas explicaciones al respecto. Tal vez, deberíamos hacer el intento de pararnos una vez por semana, por ejemplo, mirar nuestras vidas, y agradecer lo que tenemos de bueno...

Cecilia Fernandez dijo...

jajaja, es buena esa Fide... comparto contigo...

tía... muchas gracias por todo el cariño que mandás desde allí... tené por seguro que me llega siempre! y si creo que mi gran problema es no poder valorar el momento por pensar taanto en el luego. Besos

Pau... gracias por pasar, no se que deberíamos hacer, pero quizás hacer la inversa podría funcionar...=)

Lolo Pillud dijo...

No es que es mas valioso cuando se pierde, simplemente uno idealiza...
Ademas al tenerlo, pensas que nunca te va a faltar, por el hecho de saber que esta ahi.

Cecilia Fernandez dijo...

Definitivamente Lolo...

Horacio dijo...

a mí no me pasa eso

Cecilia Fernandez dijo...

Que suerte h!!! es horrible... sos de madera,insensible=P

Horacio dijo...

no, no soy de madera, pero tengo la sensibilidad para valorar lo que tengo en el momento que lo tengo, así que soy más sensible que ustedes, jejejejeje

además es un embole pensar en las cosas que ya no tenés, no da

Cecilia Fernandez dijo...

la verdad es que me cgste! tenés razón=P jajaja

Marcos J. dijo...

Uno se da cuenta que tenia algo muy valioso recien cuando lo perdemos.
Dicen que la tristeza comunmente llega porque uno recuerda un instante de felicidad.
Hace un tiempo, justamente, estaba con esa idea trabajando en la cabeza y desde entonces afiance algo que desde pequeño me di cuenta para sobrevivir a esos "pesares".
Disfrutar esos instantes que nos tocó vivir, agradecerle a Dios por esos gratos momentos y aferrarse a ellos para bien. En consecuencia, cuando retornen esos momentos de "extrañar", no hacerlos con la pena por un tiempo perdido, sino con la satisfacción de un instante bien vivido.
No se .. mi aporte...
Exitos... Sioempre leo tu blog y es muy interesante.